PAGINA DE INICIO

jueves, 11 de septiembre de 2008

Durante mucho tiempo la literatura infantil ha tenido consideración escasa e incluso algo peyorativa. Se han discutido y hasta negado su existencia, su necesidad y su naturaleza. En el momento actual nadie se atreve a negar su existencia, aunque lógicamente abunden las discrepancias en torno a su concepto, naturaleza y objetivos.
Ahora está generalmente admitido que la literatura infantil es básicamente una respuesta a las necesidades íntimas del niño y ello justifica precisamente su naturaleza específica dentro del conjunto de la literatura. No se trata, por tanto, de aproximar al niño a la literatura, bien cultural, preexistente y ajeno a él. Sino de proporcionarle una literatura, la infantil, cuyo objetivo específico sea ayudarle a encontrar respuesta a sus necesidades.

1. LA LITERATURA INFANTIL

1.1. Concepto de literatura infantil
Según la definición de Juan Cervera (1), en la literatura infantil "se integran todas las manifestaciones y actividades que tienen como base la palabra con finalidad artística o lúdica que interesen al niño". Por lo tanto, junto a los clásicos generos de la narrativa, la poesía y el teatro, hay otras manifestaciones que pasan a encuadrarse en la literatura infantil: rimas, adivinanzas, patrañas, fórmulas de juego, cuentos breves y de nunca acabar, retahílas, recuentillos,... También aquellas produciones en las que la palabra comparte presencia con la imagen, como el tebeo, y aquellas otras en cuya organización la palabra convive con la música, la imagen y el movimiento, como el cine, la televisión, el vídeo y, en menor medida, el disco. Y no sólo esto, sino actividades pedagógicas y creativas como la dramatización y otros juegos de raíz o trayectoria literaria, como la canción y juegos de corro, en los que el niño es agente y receptor.
Esta visión amplificadora permite potenciar el juego como elemento fundamental y motivador del contacto del niño con la literatura infantil y favorece el tránsito de actitudes preferentemente receptivas a otras más activas donde la participación y la motricidad pasan a ser piezas clave.
Sin embargo, conviene aclarar que no toda producción destinada al niño es literatura infantil. Por ejemplo, no entra dentro de esta acepción el libro de texto que, en lugar del lenguaje artístico utiliza un lenguaje estándar; tampoco toda televisión destinada al niño puede considerarse literatura infantil. Un espacio informativo o un concurso para niños serán infantiles, pero no literatura.

1.2. Proceso formativo de la literatura infantil
El proceso de formación de la literatura infantil como algo diferenciado de la literatura general no se puede separar de la forma como se han incorporado a él las diversas obras que lo constituyen. Esto permite realizar una clasificación de la literatura infantil en:
Literatura ganada. En ella se engloban todas aquellas producciones que no nacieron para los niños, pero que, con el tiempo, los niños se las apropiaron o ganaron, o los adultos se las destinaron, previa adaptación o no. Aquí cabe incluir todos los cuentos tradicionales, el sector folclórico de la literatura infantil, muchos de los romances o canciones utilizados en sus juegos, etc. Tal es el caso de los Cuentos de Perrault, o las adaptaciones de Las mil y una noches.
Literatura creada para los niños. Es la que se ha escrito directamente para ellos, bajo la forma de cuentos, poemas y obras de teatro. Se pueden citar Las aventuras de Pinocho, de Collodi, El hombre de las cien manos, de Luis Matilla,... De una forma o de otra, esta literatura infantil tiene en cuenta, según los cánones del momento, las características del niño.
Literatura instrumentalizada. Bajo este nombre se pueden colocar bastantes libros que se producen ahora sobre todo para los más pequeños. Suelen aparecer bajo la forma de series en las que, tras escoger un protagonista común, lo hacen pasar por distintos escenarios y situaciones: la playa, el monte, el circo, el mercado, el zoo, el campo,...Está claro que en todas estas producciones predomina la intención didáctica sobre la literaria. La creatividad es mínima, por no decir nula. Toman un esquema muy elemental y lo aplican así a varios temas monográficos que pretenden convertir en centros de interés. No son literatura, aunque a veces así se llamen. Tampoco lo son: los libros de imágenes, libros juguete, libros sorpresa, documentales, determinados libros de juegos y de viñetas, etc.

1.3. Adivinanzas, poemas y otros juegos orales
El uso de adivinanzas, poesías y juegos orales en la clase cubre muchos de los objetivos de la educación infantil como, por ejemplo, la expresión oral que abarca la elocución, el vocabulario y el diálogo, que podemos potenciar y desarrollar con actividades que resultan muy lúdicas para los niños.
Muchos juegos orales y poesías van acompañados de mímica que servirá para desarrollar la expresión corporal y la psicomotricidad.
En la selección que hagamos tenemos que tener en cuenta como factor esencial que entretengan y diviertan a los niños.
El libro de imágenes
Como complemento del cuento, el libro de imágenes cumple las siguientes funciones :
* Motivadora del interés y la atención * Sustitutivo de conceptos o situaciones * Complementaria del texto al que acompaña * Estimuladora de la actividad * Redundante
Los libros de imagenes deben adaptarse a las características, necesidades y experiencias propias de cada edad y tener en cuenta una serie de aspectos como mantener un equilibrio entre la imagen y el texto y que los dibujos tengan colores atractivos y calidad artística.
La utilización del libro de imágenes puede ayudar al desarrollo de: . la expresión oral . las experiencias prelógicas . la percepción auditiva y visual . la creatividad . la expresión corporal

2. EL CUENTO: SU VALOR EDUCATIVO
El cuento no sólo es importante porque sirve como estímulo para el futuro lector, porque ayuda al desarrollo del lenguaje, de la imaginación, de la atención,... sino también, y principalmente, porque, mediante la identificación con los personajes, le permite vivir una serie de experiencias y situaciones que le ayudarán a resolver sus conflictos personales y a adquirir mayor seguridad en sí mismo.
3. CRITERIOS PARA SELECCIONAR, UTILIZAR Y NARRAR CUENTOS ORALES O ESCRITOS
3.1. Criterios para seleccionar cuentos
Criterios comunes:
- la imagen como factor importante: colorido vivo, brillante y variado, ilustraciones atractivas y adecuadas a la mentalidad de los niños. Las imágenes deben guardar siempre una estrecha
- tres años: las historias deben ser claras y sencillas, la acción lineal y no demasiado larga. Por eso es interesante que aparezcan abundantes onomatopeyas y reiteraciones. En cuanto a los temas, no deben aparecer elementos que puedan provocar miedo o inquietud. No deben aparecer un número excesivo de personajes.
- cuatro años: la aparición una fantasía desbordante en el niño debe tener un reflejo en los cuentos (personajes fantásticos, objetos extraños que hablan y se mueven, países maravillosos etc.).

1 comentarios:

yhosemar dijo...

Hola me encanto visitar su pagina me parecio demasiado linda,
hacen un excelente trabajo. soy estudiante de educacion integral de la universidad central de venezuela, buscaba informacion y dibujos sobre lecto escritura y los encontre a ustedes, me interesa informacion que puedan enviarme, sobre congresos , talleres, algu comentario, que respecto al ambito educativo, los felicito.... yhosemar yanez yanezyhose@hotmail.com

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.